En nuestro bufete de abogados de Argüelles (Madrid) trabajamos en cuestiones relacionadas con herencias, sucesiones, etc. Uno de los problemas a los que se enfrentan algunas personas es a la de impugnar un testamento con el que no están de acuerdo. Sin embargo, no es una tarea fácil conseguirlo.

Para empezar debes saber que un testamento puedes ser nulo, o susceptible de ser anulado en caso de que el testador sea declarado incapaz por ser menor de 14 años o por no estar en su cabal juicio; el testador haya sido engañado, intimidado o ha otorgado testamento habiendo sufrido violencia; no se hayan cumplido los requisitos de forma que establece la ley o contra una prohibición legal; el testador no tuviera voluntad real de otorgar el testamento o lo haya hecho en broma.

Ten en cuenta que, para impugnar el testamento, es necesario hacerlo una vez que se haya atacado, y que hay que hacerlo ante un juez y asistido por un abogado y un procurador.

Normalmente es el primer punto (la incapacidad del testador) el que suele alegarse en la mayor parte de los casos. Pero para que realmente se declare así debe quedar muy claro que la capacidad o afección mental sea grave; no basta apoyarse en presunciones o conjeturas indirectas; tampoco se puede alegar la incapacidad si el testador lo ha otorgado en un momento de lucidez.

Como ves, se trata de un proceso complejo. Si estás pensando en recurrir el reparto de un testamento, nuestro bufete de abogados de Argüelles (Madrid) puede ayudarte.

El equipo de Agustín Revenga de la Herrán estamos a tu disposición para lo que necesites.