Todos podemos cometer alguna falta, pero es necesario saber cómo actuar cuando nos equivocamos. De ese modo podremos minimizar las consecuencias o, al menos, no empeorar los hechos. Uno de esos casos es, por ejemplo, dar positivo en un control de alcoholemia, una situación en la que te puede ayudar un abogado penalista en Argüelles (Madrid). En este nuevo post te vamos a ofrecer unas pautas que debes tener en cuenta si estás en una situación parecida.

En caso de que seas detenido para realizar un control de alcoholemia, negarte al mismo puede suponerte una pena de prisión de entre seis meses y un año, además de perder el derecho de conducir por hasta cuatro años.

A partir de una tasa de alcohol en aire expirado superior a 0,6 miligramos por litro se considera un delito que puede conllevar unas penas de retirada del permiso de circulación, una multa, trabajos en beneficio de la comunidad o, incluso, prisión.

Con una tasa inferior a 0,4 miligramos por litro y sin claros síntomas de estar bajo la influencia del alcohol el castigo se puede limitar a una sanción administrativa.

Debes saber que tienes derecho a repetir la prueba dos veces. También puedes solicitar análisis de sangre, aunque deberás pagarlos si dan positivo.

En caso de ser citado para un juicio rápido es mejor que te pongas en manos de un abogado penalista en Argüelles (Madrid) como el que puedes encontrar en nuestro despacho para tener un asesoramiento adecuado.

Agustín Revenga de la Herrán tiene amplia experiencia en una gran variedad de casos del ámbito del Derecho Penal. Llama cuanto antes sin ningún compromiso.